art39# Madera modificada I

Madera y tecnología podrían parecer dos términos antónicos pero aunque se trate de un material natural no está exento de experimentación y mejora como cualquier otro material o producto del mercad. Los cambios y desarrollos tecnológicos en el uso de la madera se están produciendo a gran velocidad y desde hace un tiempo el sector se encuentra en un momento de grades expectativas y avances. En este espacio encontramos ejemplos como tableros contralaminados (o CLT), productos basados en la nanotecnología y desarrollo de las nanofibras, edificación modular en altura o maderas modificadas, entre otras revoluciones.

Sin embargo, hoy nos centraremos en la madera modificada, término general que engloba varias “tecnologías”, pero todas con un mismo objetivo, mejorar algunas de las propiedades y aumentar la durabilidad mediante una acción pasiva, es decir, sin emplear compuestos biocidas.

La modificación de la madera implica la acción de un agente químico, biológico o físico sobre el material, dando como resultado una mejora de la propiedad deseada durante la vida útil de la madera modificada. La madera modificada no debe ser tóxica en condiciones de servicio y, además, no debe liberarse ninguna sustancia tóxica durante el servicio, o al final de la vida después de la eliminación o reciclaje de la madera modificada. Si la modificación está destinada a mejorar la resistencia al ataque biológico, entonces el modo de acción debe ser no biocida.”  

Hill, 2006

Así, tras el resultado de la aplicación de un técnica de protección clásica en la madera simplemente se consigue la mejora de la durabilidad de la madera, en cambio con esta tecnología se obtiene un nuevo material con propiedades diferentes, es decir, maderas modificadas.

[…]

Artículo publicado en el blog de Madera y construcción

Alberto Alonso Oro
Arquitecto (No colegiado) y editor en veredes.